Abrir la puerta del auto "a la holandesa"




El Dutch Reach, una técnica en la que el conductor abre la puerta con su mano derecha en vez de la izquierda, lo que le obliga a girarse y mirar por encima de su hombro para comprobar que es seguro hacerlo. Aunque también es efectivo mirar por el retrovisor, y quizá más habitual. Estas recomendaciones no sólo se extienden a conductores de vehículos de cuatro ruedas: los ciclistas y motoristas también deben evitar aproximarse demasiado a los coches estacionados (también a los que están circulando).

En Los Países Bajos esta práctica es obligatoria en los examenes de conducir, y por ende en la conducción habitual. Se trata de un gesto simple que, una vez asimilado se convierta en hábito, ya que abrir la puerta sin mirar no sólo puede causar daños en nuestro coche, sino provocar un accidente en el que otra persona resulte gravemente herida. Así que ya sabes, a partir de ahora abre el coche a la holandesa.

MIRA EL VIDEO