Entrada destacada

Trágica explosión en tanque de etanol mientras operarios soldaban la tapa


accidente explosion de tanque de etanol
TRAGEDIA. Los bomberos trabajaron varias horas para rescatar a los operarios que lograron sobrevivir a la explosión.
Un operario falleció trágicamente el miércoles al mediodía en Santiago del Estero - Argentina, al estallar un tanque de una planta de fermentación de maíz, destinada a la elaboración de etanol.
La tragedia sobrevino en el establecimiento El Manso, a la vera de la ruta provincial Nº 116, en Weisburd, departamento Moreno.
Según informó el fiscal Julio Carmelo Vidal, cuatro operarios de Córdoba trabajaban en la soldadura de latapa de un tanque, con capacidad para 150.000 litros de etanol.

La firma se encontraba en la etapa final de pruebas y elaboración interna, mediante mezcla de agua, maíz y químicos.

Allí, cuatro obreros soldaban la tapa (5 metros de diámetro) a 15 metros de altura.

De pronto, saltó una chispa que, combinada con los gases, provocó una explosión que lanzó al piso al jefe de la cuadrilla, Pablo Miranda, de 30 años, a quien acompañaban, Héctor Villegas, 19 años, con domicilio en San Agustín, Córdoba; Jeremías Ferrero, 30 años, con residencia en Río Tercero, Córdoba y Andrés Oviedo, 38 años, de Córdoba Capital.

Desenlace

Las consecuencias fueron trágicas: Miranda murió en el acto, se supo.
"Junto al bioquímico del Poder Judicial, Horacio Heredia, vinimos a trabajar al lugar. Se han realizado pericias en las instalaciones y he pedido la autopsia, a fin de clarificar las causas del deceso", ahondó el fiscal.

Urgente, partió el pedido de ayuda y a las 15, los bomberos del Cuartel Fausto Gavazzi descendieron a los sobrevivientes.

Al arribar éstos, los tres heridos estaban refugiados en un tanque contiguo, ya que la explosión también derribó la escalera, dejándolos sin posibilidad alguna de descenso.
El cuadro era conmovedor: las víctimas, con quemaduras, sus ropas raídas y totalmente aturdidas.

Con quemaduras de casi un 40% en el cuerpo y fracturas, las víctimas fueron derivadas a una clínica de Quimilí; luego, a un centro privado de Capital, pero el objetivo sería conducirlos a Córdoba.

El fiscal, en el lugar

Según Vidal, "serán los expertos quienes determinen lo sucedido. Por lo pronto, las autoridades establecerán qué tipo de protocolo debía seguirse y si los obreros lo cumplieron fielmente".